¿Dónde viven las libélulas y qué función cumplen en su hábitat?


El hábitat de las libélulas está en las cercanías de lagos, charcos, ríos y tierras pantanosas, ya que sus larvas son acuáticas.

Estos odonatos llevan acabo desplazamientos que se llaman dispersión, y ocurren cuando las nuevas libélulas se alejan de los medios donde tuvo lugar su desenvolvimiento como larva.

Foto: Marian Florinel Condruz on Pexels.com

Las especies propias de un hábitat temporal, es decir de pequeñas charcas ocasionales o cuerpos de agua sometidos a desecación, necesitan de la capacidad de colonizar nuevos medios que encuentran durante la fase de
dispersión.

Las especies de mayor tamaño y vuelo poderoso, se pueden observar lejos de las áreas de cría más próximas, apareciendo en las grandes ciudades o en mar abierto, pero incluso las más pequeñas pueden ascender hasta encontrar una corriente de aire que las desplace de forma considerable

Estos insectos son animales cuyos orígenes pueden rastrearse hasta tiempos muy remotos. Su presencia en el mundo es tan amplia que han influido en diversas culturas, algunas consideran a las libélulas de buena suerte y de mal augurio dependiendo del pueblo que se hable.

Dichas consideraciones de mala suerte y del desconocimiento de las funciones que las libélulas cumplen en el equilibrio del ecosistema, ha derivado que algunas especies de estos insectos estén amenazados.

¿Qué función cumplen las libélulas en su hábitat?

Como larvas y como adultos, las libélulas son elementos fundamentales en los ecosistemas húmedos.

Como presas estos odonatos forman parte importante de la dieta de peces, anfibios y aves acuáticas. Como depredadores oportunistas se alimentan principalmente de las especies más frecuentes en cada momento, por lo que contribuyen al control de plagas.

Al no ser especialistas en su actividad depredadora, difícilmente pueden llegar a afectar a la conservación de una presa.

Así que las larvas de libélula son eficaces controladores de las larvas de mosquitos transmisores de enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla o la malaria.

En su etapa adulta controlan las plagas de mosquitos, tábanos y plagas agrícolas. Algunas especies de gran tamaño son empleadas como alimento para los humanos en algunas culturas.

Las libélulas amenazadas

La vulnerabilidad de las libélulas se pone de manifiesto en el hecho de que, de las 5 mil 600 especies reconocidas en el mundo, 176 han sido incluidas en alguna categoría de amenaza en la Lista Roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) de 2006.

Respecto a la población de estos insectos en México, está compuesta por 360 especies de libélulas, de las cuales 100 están en peligro de extinción, según datos de la UNAM.

El cambio climático y la degradación de los hábitats por el cambio en el uso del suelo son las principales amenazas para esto odonatos, según la lista roja de especies amenazadas.

Categorías: animales | Etiquetas: , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: