La gripe española llegó en tren a Bisbee, pueblo minero de Arizona en 1918

La gripe española llegó en tren a Bisbee, un próspero pueblo minero de Arizona en 1918. Las lápidas de Carl Axel Carlson, J. E. Henderson y Clara L. Coffman son el recuerdo de la tragedia que la pandemia llevó a esa zona como a muchas otras.

«Se ha ido pero no será olvidado», reza la lápida de Carl Axel Carlson, fallecido de gripe española en 1918.

tumba de víctima de la fiebre amarilla
Carl Axel Carlson, una de las víctimas mortales de la gripe española en Bisbee.

Su cuerpo llevó el virus de la gripe española a Bisbee, en aquel entonces un próspero pueblo minero de Arizona y hoy, en pleno 2020, una ciudad turística.

La gripe española «llegó en tren», explicó el historiador local Mike Anderson.

Carlson murió en septiembre de 1918 en una base militar en Nueva Jersey y su cuerpo fue enviado al pueblo para ser enterrado con honores militares.

«Llegó a Bisbee en la primera semana de octubre, y dos o tres días después ya estaba matando gente».

Se calcula que la gripe española dejó unas 180 víctimas en el pueblito del estado de Arizona.

tumba de víctima de la gripe española de 1918
La gripe española dejó unas 180 víctimas en Bisbee

¿Cómo era Bisbee, Arizona en tiempos de la gripe española?

Lo que ahora es una ciudad de unos 5 mil 200 habitantes, muy cerca de la frontera con México y enclavada en las montañas de Mule, con un clima fresco que los turistas adoran y un ambiente bohemio, hipster; era, en 1918, un próspero pueblo minero con cantinas y prostíbulos.

En 2020 tiene galerías de arte, boutiques y restaurantes en viejos edificios victorianos de ladrillos y madera muy bien conservados. Su hermosa biblioteca permanece intacta.

Bisbee, Arizona
Actualmente Bisbee tiene boutiques y restaurantes en viejos edificios

La prensa local de aquel entonces reportan órdenes de confinamiento y hasta una prohibición de besarse para mitigar los contagios de la gripe española, que se cobró la vida de unos 50 millones de personas en todo el mundo.

letreros que promovían la prevención de la gripe española en EU
En 1918, este tipo de anuncios promovía la prevención contra la gripe española

Anderson aseguró que la actividad minera, que hizo que Bisbee fuera de las ciudades más prósperas del oeste de Estados Unidos, nunca paró, sobre todo porque la I Guerra Mundial impulsó la demanda y triplicó el precio del cobre.

mineros de Bisbee, Arizona en EU
Pese a la gripe española, la minería en Bisbee no se detuvo

Entonces la ciudad tenía más de 25 mil 000 habitantes, muchos mineros que vivían y trabajaban hacinados.

«La gripe no discriminó entre ningún grupo de personas. Mató a profesores, a médicos, a mineros».

Anderson

Los recuerdos de la abuela sobre la gripe española

Peter Bach, minero de profesión, recuerda cuando su abuela le contaba cómo la gripe española mató a su hijo de un año y casi se lleva a su esposo, que cayó gravemente enfermo.

«Cuando mi abuelo se recuperó, construyó una pequeña urna de madera y enterró a su hijo en el patio trasero«, rememora.

En ese entonces vivían en Kansas, donde se reportó aquel virus por primera vez en Estados Unidos, y se instalaron en Arizona años después.

Bach trabaja en la vieja mina Copper Queen, inaugurada en 1915, que funcionó unos 100 años antes de ser convertida en una atracción turística.

Bisbee, pueblo minero en Arizona, Estados Unidos.
Bisbee fue un próspero pueblo minero de Arizona

Los turistas abordan un pequeño tren para adentrarse por los angostos y profundos túneles rocosos salpicados de cobre.

¿Por qué se llama gripe española?

Se llamó gripe española porque España, neutral durante la I Guerra Mundial, fue la primera nación en reportar sobre la pandemia.

Javier Tovar

Categorías: Sorbos de la historia | Etiquetas: , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Adventure Journal por Contexture International.

A %d blogueros les gusta esto: