Día Mundial de la Fotografía 2020: las fotos que han hecho historia


El 19 de agosto es el Día Mundial de la Fotografía y desde 1839, se ha acumulado un inmenso número de fotos que el mundo ha visto, sin embargo hay algunas que han trascendido a su época y han servido para dar cuenta de momentos importantes de la historia de la humanidad.

Han sido múltiples los ojos que ha documentado guerras, pasos trascendentales en la ciencia, protestas sociales, eventos deportivos, momentos dramáticos y conmovedores; y detrás de cada una de esas fotografías hay una historia, tanto de los protagonistas de la imagen como de quiénes las tomaron.

Por ello este Día Mundial de la Fotografía 2020, recordamos algunas fotos que han hecho historia por captar escenas de momentos importantes de la historia de la humanidad.

La niña de napalm de Vietnam

Durante la guerra de Vietnam, específicamente en 1972, la foto de una niña de nueve años corriendo desnuda por su vida conmocionó al mundo. Mostraba el horror de los ataques con napalm de Estados Unidos en Vietnam.

Y aunque el presidente estadounidense Nixon aseguró que era falsa, estaba destinada a convertirse en una foto que hiciera historia.

Foto: Huỳnh Công Út “Nick Ut”

La protagonista de la instantánea es Kim Phuc, en ese entonces era una niña de nueve años huyendo desnuda mientras gritaba por las graves quemaduras que tenía su cuerpo.

Huỳnh Công Út, conocido como Nick Ut, fue el hombre detrás de la lente que captó la fotografía de la niña de napalm en Vietnam.

Algunos dicen que la imagen que hoy recordamos en el Día Mundial de la Fotografía 2020, aceleró el fin de la Guerra de Vietnam, pues siete meses después se firmaron los Acuerdos de paz de París que condujeran a la retirada de las fuerzas de combate estadounidenses de Vietnam del Sur.

Kim Phuc, la niña del napalm en Vietnam

La mañana del 8 de junio de 1972, Kim Phuc salió con su familia de su casa en la aldea de Trang Bang, al norte de Saigón.

Los aviones de guerra volaban sobre la aldea para atacar supuestos escondites del Viet Cong. Por ello Phuc y su familia fueron a refugiarse al templo de Cao Dai.

El ataque cayó, las bombas lanzaban napalm, un líquido inflamable que se adhiere a la piel humana, causando espantosas quemaduras.

La niña del napalm, como ahora se le conoce, recuerda un calor intenso y un dolor atroz. Ella se arrancó la ropa en llamas de su cuerpo y corrió.

En su huída hacia un punto incierto, Huỳnh Công Út “Nick Ut” la vio y captó la foto que ya ha pasado a la historio.

Actualmente Kim Phuc vive en Canadá, es madre de familia y ha logrado reconciliarse con la fotografía en la que quedó congelada con un grito desgarrador por el dolor que le producían las quemaduras del napalm.

Siempre recuerdo aquel horrible día en el que huimos de la vida a la muerte. Antes odiaba la foto, luego me di cuenta de que si no podía escapar de esa fotografía, deseaba volver y trabajar con esa imagen por la paz

kim Phuc

Kim ahora también es embajadora de buena voluntad de las Naciones Unidas y tiene una organización llamada Fundación Kim Foundation International, que ayuda a los niños que sufren a raíz de la guerra, al igual que ella hace tantos años.

La historia de la foto de la niña del napalm en Vietnam, desde la vista del fotógrafo “Nick Ut”

En 1972, Huỳnh Công Út “Nick Ut” era un fotoperiodista de Associated Press cuando captó la foto que se volvió legendaria. Tenía solamente 21 años, pero ya era un fotógrafo de guerra experimentado cuando llegó a esa aldea de Vietnam del Sur.

El autor de la fotografía de la niña del napalm de Vietnam, ahora retirado, salió el 8 de junio de 1972 en su camioneta de la agencia AP para captar con su cámara el bombardeo.

Nick observó las bombas, escuchó las explosiones y creció la nube de fuego que se llamaba napalm.

Entre las víctimas que salieron corriendo del cercano templo de Cao Dai, se encontraba Kim Phuc. Nick Ut disparó al instante, capturó el momento.

Tras lograr una de las fotografías que han hecho historia, puso su cámara a un lado y se acercó a la niña. Le ofreció agua, y vertió más sobre sus heridas.

El fotógrafo no pasó de largo, subió a Kim a su camioneta y se dirigieron al hospital más cercano.

Los doctores se negaron a atenderla. Consideraron que por la gravedad de sus quemaduras, no sobreviviría.

Nick desafió a los médicos con su credencial de prensa. Aseguró que de no atenderla, junto con las fotos de Kim, publicaría una leyenda explicando cómo el hospital se negó a ayudarla.

Huỳnh Công Út “Nick Ut” ganó el Premio Pulitzer en 1973 con la fotografía de la niña del napalm de Vietnam.

“Si algo le sucedía y hubiera muerto, creo que me hubiera suicidado”.

Nick Ut.

Tras una larga carrera, Nick se retiró.

El beso del final de la segunda guerra mundial

En el Día Mundial de la Fotografía 2020 no podemos dejar de mencionar la foto del marino besando a una enfermera en la famosa Times Square de Nueva York al final de la segunda guerra mundial.

fotografía del beso de final de la segunda guerra mundial
Foto: Alfred Eisenstaedt

El fotóperiodista Alfred Eisenstaedt se hallaba en la archiconocida Times Square festejando el final de la Segunda Guerra Mundial cuando, al girarse, se topó con una escena inolvidable: un marinero dando un beso a una enfermera. 

La imagen tomada el 14 de agosto de 1945, suele conocerse como reflejo de la felicidad de una pareja ante el final del conflicto bélico, sin embargo la historia real es muy distinta.

La narración de la foto del beso de la segunda guerra mundial que ha pasado a la historia

La imagen en cuestión es una de las muchas que tomó Eisenstaedt para “Life Magazine” el 14 de agosto de 1945.

Por entonces se acababan de informar sobre la rendición definitiva de Japón ante los aliados, lo que implicaba el final oficial de la Segunda Guerra Mundial. 

Tras años de sufrimiento y millones de fallecidos, la población estadounidense salió entonces a la calle para festejar el fin del conflicto bélico.

El fotógrafo Eisenstaedt narró en su libro cómo tomó la imagen que hoy recordamos en el Día Mundial de la Fotografía 2020. Él vagaba entonces por Times Square con su cámara Leica.

Vi algo blanco siendo agarrado. Me di la vuelta e hice clic en el preciso momento en el que un marinero besaba a una enfermera. Si ella hubiera estado vestida con un traje oscuro ni me habría dado cuenta.

Alfred Eisenstaedt 

Para el mundo, aquel encuentro fue el de dos enamorados que celebraban por todo lo alto el final de la disputa armada.

¿Quiénes era el marino y la enfermera de la foto del final de la segunda guerra mundial?

El supuesto marinero de la fotografía, George Mendosa, falleció en 2019 en un centro geriátrico de Middletown, en el estado de Rhode Island, a los 95 años después de sufrir un ataque al corazón.

La triste noticia la confirmó la hija del veterano, Sharon Molleur.

Decimos el supuesto porque a lo largo de la historia han surgido al menos 11 hombres que afirmaron ser el marino de la foto del beso de final de la segunda guerra mundial.

El fallecido George Mendosa nunca pudo convencer a la revista “Life” de que él fuera el hombre de la instantánea. Aunque, años después, el escáner de la cara del hombre demostró que los rasgos de su cara coincidían con la del marino.

En cuanto a la enfermera de la foto del beso del final de la guerra, se llama Zimmer Friedman

La historia real de la foto del beso

Zimmer Friedman no conocía a aquel marino. De hecho, en una entrevista concedida posteriormente afirmó que el chico la agarró de la nada y, contra su voluntad, le dio un beso.

De repente un marinero me agarró. No fue un beso, fue más un acto de júbilo para celebrar que no tenía que volver a combatir

Zimmer Friedman

Con el paso del tiempo y el cambio de mentalidad, se ha incluso acusado al hombre de la foto de agresión sexual, al respecto, Friedman ha comentado: “no fue mi elección que me besaran”.

La verdad, además es que Zimmer Friedman no era enfermera. Ella misma lo confirmó en una entrevista concedida para el «Proyecto de Historia de los Veteranos» en 2005. En la misma, reveló que trabajaba como auxiliar en una clínica de odontología.

En tanto que Mendosa declaró alguna vez que el día del júbilo en Time Square por el final de las hostilidades bélicas andaba con algunos tragos de más y que incluso iba con su verdadera novia.

El que se dijo protagonista de la foto que ha pasado a la historia, contó que vio un uniforme blanco que llamó su atención.

Sentía debilidad por las enfermeras. Fue su uniforme el que me atrajo. Creo que, si esa chica no tuviera puesto el uniforme nunca la habría agarrado ni besado

George Mendosa

En este Día Mundial de la Fotografía 2020 hay más luz sobre la verdad de la fotografía del beso del final de la segunda guerra mundial, y la imagen sigue difundiéndose entre las nuevas generaciones.

El salto a la libertad, una de muchas historias para pasar el muro de Berlín

Sin duda el muro de Berlín ocupa un lugar indiscutible en la historia de la humanidad.

Sus más de 150 kilómetros eran vigilados por militares, policías y voluntarios civiles que tenían un fusil siempre a mano para apagar cualquier ansia de libertad.

Pero eso no evitó que hubiera muchos que intentaron pasar el muro de Berlín, algunos lo lograron. Tal fue el caso del soldado que protagonizó la fotografía que ha hecho historia como “Salto a la libertad” de Peter Leibing.

El día 15 de agosto de 1961 el soldado alcanzó la libertad que muchos anhelaron en la Alemania Oriental por muchos años, y también se cumplió el propósito del fotógrafo Peter Leibing de captar imágenes que hicieran historia.

¿Quién fue el soldado de la foto del muro de Berlín?

El soldado de la fotografía que recordamos en este Día Mundial de la Fotografía 2020 se llamaba Conrad Schumann, tenía 19 años cuando el 13 de agosto de 1961 Alemania fue divida en dos: la Alemania del Este (Oriental) y la Alemania de Oeste (Occidental).

El joven Schumann fue formado bajo los ideales del líder de la Alemania Oriental Walter Ulbricht, un stalinista declarado. Sin embargo, esa formación no evitó que Conrad prefiriera una vida de mayores libertades como la que ofrecía Alemania Occidental con su régimen capitalista.

El muro de Berlín, que en sus primero días fue una valla de púas y postes de madera, vio a Schumann convertirse en el primer soldado desertor de la Alemania del Este.

A las cuatro de la tarde del 15 de agosto, solo dos días después de la división de Alemania, Schumann vio que sus camaradas desaparecían de su vista a la vuelta de una esquina. Tiró su cigarrillo, tomó carrera y en un solo movimiento pisó apenas el alambre de púas, se deshizo de su fusil ametralladora y fue recibido en brazos por la policía del Oeste, donde vivió por muchos años.

Su rostro volvió a los reflectores de la historia cuando se fotografió junto al presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan y su esposa con motivo de la caída del muro de Berlín.

“Tenía la mente en blanco y un solo pensamiento: no quiero morir aquí, corriendo. Estoy orgulloso de lo que hice…corrí un gran peligro, rompí con mi pasado y empecé a soportar una intensa presión”.

Conrad Schumann

El joven recibió varias cartas de sus padres rogándole que regresara, sin embargo, a la caída del muro de Berlín descubrió que las súplicas no eran genuinas, sino que habían sido dictadas por la Stasi, la temible policía del Este.

“Cuando volví, descubrí que mi gesto nunca fue aceptado por algunos parientes y por viejos amigos que ya no me quisieron hablar”, contó alguna vez al diario italiano Corriere della Será.

La histórica foto del soldado saltando el muro de Berlín desde los ojos del fotógrafo Leibing

Peter Leibing se ganaba la vida como fotógrafo de la agencia Conty Press de Hamburgo y había viajado casi 250 kilómetros para tomar imágenes que esperaba, iban a hacer historia.

A través de su lente, Leibing vio a Schumann presionar el vallado de púas con el pie. Y preparó su cámara.

A las cuatro de la tarde, cuando el soldado saltó, estaba listo para capturar el momento, que se volvió célebre, pues incluso fue grabado en video.

¿Por qué el 19 de agosto se celebra el Día Mundial de la Fotografía?

Fue un 19 de agosto de 1839 cuando Luis Daguerre presentó ante la Academia de Ciencias de Francia su último inventó: el daguerrotipo, que permitía capturar una imagen a través de un proceso químico, es decir, permitía tomar fotografías.

Es por ello que cada 19 de agosto se celebra el Día Mundial de la Fotografía.

Categorías: Sorbos de la historia | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: