Visones: el gusto humano por los abrigos de mink detrás del masivo sacrificio de animales por COVID-19

El gusto humano por los abrigos mink está detrás del masivo sacrificio de estos animales, ahora que se ha demostrado que los visones se pueden contagiar de coronavirus y transmitirlo a los humanos, un frente más que atender en los esfuerzos por frenar la pandemia de COVID-19.

El paso de la elaboración de ropa de piel de una necesidad a un excéntrico gusto de las clases opulentas del mundo ha llevado al desarrollo de una industria que ha provocado desequilibrios ecológicos que, para algunos ambientalistas, ahora regresa en efecto búmeran en medio de la crisis mundial por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

¿Cómo son los visones?

Los visones son pequeños mamíferos criados por su pelaje, son los únicos animales conocidos hasta ahora que pueden infectarse por coroanvirus y luego contagiar al hombre, lo que llevó a sacrificar a millones de ellos en Dinamarca, mientras otros países como Francia y Holanda alistan más sacrificios de estos mamíferos usados en la fabricación de abrigos de mink.

En su estado salvaje, los visones son mamíferos carnívoros de cuerpos alargados, patas cortas y garras afiladas, que evitan las aglomeraciones. Todo lo contrario a la condición que enfrentan en los criaderos destinados a usar su piel en la elaboración de ropa e incluso pestañas postizas.

En su hábitat natural, son criaturas solitarias que solo buscan compañía para aparearse. Hay dos subespecies: la americana y la europea, la primera ha causado un desequilibrio en el entorno de la segunda.

El desequilibrio que la industria de la piel ha creado entorno a los visones

Originalmente, el visón americano (Neovison genus), la especie codiciada por la industria de la ropa de piel, habitaba los bosques de Canadá y Estados Unidos.

Sin embargo, su introducción para la cría de la industria pelestre, lo ha convertido en una especie invasora en Europa, Asia y Suramérica, pues ha sido exportado para criarlo en granjas.

El visón europeo (Mustela lutreola), por su parte es más tímido, pequeño y no es ideal para criarlo en cautiverio y está en riesgo crítico de extinción debido a la degradación o desaparición de arroyos que forman parte de su hábitat, la caza desmedida y sobre todo, porque algunos visones americanos han escapado de las granjas establecidas en Europa y han logrado iniciar colonias importantes que han ido desplazando a los visones europeos de su territorio.

Americanos o europeos, a los visones se les conoce como animales crepusculares porque desarrollan su actividad en el ocaso y el amanecer alrededor de lagos y riachuelos para alimentarse de ardillas, sapos, culebras, conejos, aves acuáticas o peces.

¿Cuánto tiempo puede vivir un visón?

Los ecologistas dicen que un visón salvaje puede vivir entre 7 y 10 años, pero su vida media dentro de una granja peletera es de seis meses, momento en que son sacrificados para vender su piel a la industria de la moda.

Los visones y el coronavirus

En abril se registró en Holanda el primer caso de un visón contagiado por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 y un caso de recontagio de un trabajador agrícola, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC). 

«Se estableció entonces que la transmisión de humanos a visones y de visones a humanos era posible».

Desde entonces se detectaron contagios en granjas de varios países:

  • Dinamarca
  • Estados Unidos
  • Italia
  • España
  • Suecia
  • Francia

Masivo sacrificio de visones en Dinamarca por COVID-19

En Dinamarca, principal exportador mundial de pieles de visón y el país más afectado, hubo contagios en más de 280 criaderos, donde se practicó la eutanasia.

También se registraron 373 casos de humanos contagiados por coronavirus mutado procedente del visón. 

Algunos animales, como los gatos, pueden contraer el coronavirus pero se les considera «callejones sin salida» epidemiológicos, que no pueden luego contagiar a los humanos. 

En el caso del visón, según la agencia francesa de seguridad sanitaria (Anses), el contagio a humanos «está probablemente vinculado al contexto de alta presión viral debido a la alta densidad de la población animal en esas granjas». 

¿Riesgo para los humanos?

Los casos de reinfección de humanos a través del visón no muestran ningún aumento en la peligrosidad o de la capacidad de contagio del virus, según el ECDC. 

Sin embargo, los científicos piden vigilar la constitución de un «reservorio animal» que favorecería la propagación, o incluso la mutación, del virus. 

En la mayoría de los países afectados se están sacrificando los criaderos con animales enfermos. 

En agosto, Holanda decidió sacrificar todos sus visones como medida de precaución y Dinamarca lo hizo unas semanas más tarde.

Irlanda decidió por su parte sacrificar sus animales aunque no hubiera casos positivos. 

¿Qué pasó en Dinamarca con los visones?

Los virus de tipo ARN, como el coronavirus que apareció en China en 2019, están en constante mutación aunque ello no tenga necesariamente consecuencias significativas. 

Sin embargo, a principios de noviembre, la autoridad sanitaria danesa, Statens Serum Institut (SSI), identificó una cepa específica a los visones, llamada «Cluster 5», detectada luego en 12 humanos que ya se recuperaron. 

Esta cepa tiene una mutación en la proteína que permite al virus entrar en una célula, lo que hace temer una reducción de la respuesta inmunológica y, por tanto, de la eficacia de las futuras vacunas.

El gobierno danés, que ya había lanzado una campaña de sacrificio selectivo, anunció la erradicación de los entre 15 y 17 millones de visones del país.

También pidió a los 280 mil habitantes de las localidades afectadas por casos en humanos de «Cluster 5» que no abandonen la zona. 

Pero desde entonces no se detectaron nuevos casos y Dinamarca juzgó el miércoles que la cepa estaba «muy probablemente extinta». 

La mutación del coranavirus en los visones, ¿riesgo para las vacunas COVID?

Los científicos son muy prudentes sobre la amenaza que esta mutación podría suponer para las vacunas. 

Según los datos daneses, la cepa «Cluster 5» tiene un «impacto potencial en la inmunidad a través de los anticuerpos» pero esto «debe ser confirmado antes de llegar a ninguna conclusión», dijo el ECDC.   

En Dinamarca se detectaron otras mutaciones de coronavirus del visón, pero no se consideran problemáticas y los nuevos casos están disminuyendo drásticamente.

Uso de pieles en la moda va a la baja

La eliminación completa de los criaderos, como en Holanda y Dinamarca, amenaza la recuperación de este sector económico porque se necesitan más de diez años para recuperar la calidad de las pieles.

Incluso antes del virus, la cría de visones sufría cada vez más críticas de la industria peletera. 

Varios países han prohibido su cría y grandes marcas de lujo, como Chanel o Gucci están renunciando a las pieles, lo que hace caer los precios. 

«En realidad, el sector del visón no ha sido rentable desde hace años», dice Joh Vinding, director de la oenegé de protección de los animales Anima.

Según el instituto de estadística, las exportaciones de pieles de visón de Dinamarca cayeron un 63% entre 2013 y 2019, hasta 4.900 millones de coronas (780 millones de dólares). 

China, el paraíso de la ropa de piel de visón

La mayor parte del mercado (abrigos, pieles, collares) se concentra en Asia, especialmente en China, país que representa el 80% del mercado pelestre. Tan solo para satisfacer la demanda de piel de visón, al año mata a unos 26 millones de estos animales al año, de acuerdo con Yann Faure, profesor de sociología de la salud en la École Centrale de Lyon.

Los datos del especialista revelan que en China existen más de mil granjas industriales de visón, en cada una habría entre 10 mil 50 mil madres en etapa reproductiva. El tamaño del engranaje económico que mueve la industria de pieles en el país es tan significativo que las autoridades la protegieron aún en el momento más elevado de la crisis sanitaria por COVID-19.

La nación que reportó los primeros caso de infecciones por el nuevo coronavirus, y que incluso se atribuye a su ciudad de Wuhan el lugar de origen de la pandemia que asola al mundo, suspendió el comercio de especies salvajes cuando se señaló a los murciélagos y al mercado de la ciudad como posible punto de partida del SARS-CoV-2; sine embargo, otorgó una nueva calificación a los visones, zorros y perros mapache para que la industria que depende de estas especies no se viera afectada.

Así los visones en China pasaron de la categoría de especies salvajes a especies locales. Ante los nuevos hallazgos de la capacidad de los visones de contagiarse de COVID-19 y retransmitirlo a los humanos, no han faltado las voces que se cuestionan si

cuando emergió la crisis del coronavirus, China suspendió el comercio de especies salvajes, pero fue cuidadosa en otorgar una nueva calificación a los visones, zorros y los perros mapaches para que figuren como «especies locales» y no se vean afectadas por la prohibición.

Ante la magnitud de la industria de los visones en China y el intensivo intercambio comercial de animales vivos y pieles, surgen más preguntas que respuestas sobre su conexión con el nuevo coronavirus.

¿Serían los visones y no los murciélagos o los pangolines los responsables de la propagación de la pandemia que ha paralizado al mundo en 2020? ¿El contagio de los visones es apenas el preludio de la aparición de otros virus zoonóticos en los animales de cría que pudieran generar nuevas pandemias?

El académico francés señaló que aunque China ha decidido limitar su producción, ofrece facilidades para las operaciones de la industria peletera de Estados Unidos y Dinamarca porque su nueva clase privilegiada no escatima en satisfacer su gusto por la ropa de lujo invernal.

China ha permitido que muchas de las granjas chinas sean de capital privado extranjero, a cambio de que sus empresarios controlen poderosos fondos de inversión agropecuario en América y Europa.

La cría de animales en «condiciones salvajes» en China genera unos 14 millones de empleos y se calcula que un 75% de esos ejemplares se destina a la producción de pieles.

Categorías: animales | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Adventure Journal por Contexture International.

A %d blogueros les gusta esto: