Pericón o caléndula: la droga vegetal hallada en milenarias vasijas mayas

Los científicos han identificado por primera vez la presencia de una planta que no es tabaco en milenarias vasijas mayas. Se trata del llamado Pericón o caléndula, una droga vegetal de uso medicinal.

Los investigadores de la Universidad Estatal de Washington detectaron caléndula mexicana Tagetes lucida ) en residuos tomados de 14 vasijas de cerámica mayas en miniatura.

Las vasijas mayas donde se detectó pericón

Originalmente enterradas hace más de mil años en la península de Yucatán en México, las vasijas también contienen trazas químicas presentes en dos tipos de tabaco curado y seco, Nicotiana tabacum y N. rustica

El equipo de investigación, dirigido por el postdoctorado en antropología Mario Zimmermann, cree que la caléndula mexicana o pericón se mezcló con el tabaco para hacer que fumar fuera más agradable.

El descubrimiento del contenido de las vasijas pinta una imagen más clara de las prácticas de uso de plantas psicoactivas de los antiguos mayas

Zimmermann ayudó a desenterrar dos de las vasijas ceremoniales que se utilizaron para el análisis en la primavera de 2012. En ese momento, estaba trabajando en una excavación dirigida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México en las afueras de Mérida, donde un contratista había descubrió evidencia de un sitio arqueológico maya mientras limpiaba tierras para un nuevo complejo de viviendas.

Los arqueólogos excavan un lugar de enterramiento.
Arqueólogos del personal de PARME excavando un entierro de cista en el sitio de Tamanache, Mérida, Yucatán.

“Si bien se ha establecido que el tabaco se usaba comúnmente en todas las Américas antes y después del contacto con españoles, la evidencia de otras plantas utilizadas con fines medicinales o religiosos ha permanecido en gran parte sin explorar”.

Mario Zimmermann, postdoctorado en antropología, quien dirigió la investigación.

“Los métodos de análisis desarrollados en colaboración entre el Departamento de Antropología y el Instituto de Química Biológica nos dan la capacidad de investigar el uso de drogas en el mundo antiguo como nunca antes”.

Zimmermann y un equipo de arqueólogos utilizaron equipos GPS para dividir el área en una cuadrícula similar a un tablero de ajedrez. Luego se abrieron camino a través de la densa jungla en busca de pequeños montículos y otros signos reveladores de edificios antiguos donde a veces se encuentran los restos de personas importantes, como los chamanes.

“Cuando encuentras algo realmente interesante como un recipiente intacto, te da una sensación de alegría. Normalmente, tienes suerte si encuentras una cuenta de jade. Hay literalmente toneladas de tiestos de cerámica, pero las vasijas completas son escasas y ofrecen un gran potencial de investigación interesante ”.

Mario Zimmermann

Los mayas fueron una gran civilización que se desarrolló desde el sureste de México hasta Guatemala y Honduras. Entre sus múltiples ciudades se cuenta Palenque en Chiapas, donde las excavaciones arqueológicas han hallado tesoros únicos como la tumba de Pakal El Grande, y su esposa la Reina Roja, cuya máscara mortuoria sigue revelando sus misterios.

La importancia de la investigación

La investigación que permitió hallar pericón o caléndula en las vasijas mayas, también allana el camino para futuros estudios que investiguen otros tipos de plantas psicoactivas y no psicoactivas que fueron fumadas, masticadas o inhaladas entre los mayas y otras sociedades precolombinas.

El trabajo de Zimmermann y sus colegas fue posible gracias a una investigación financiada por NSF que condujo a un nuevo método de análisis basado en la metabolómica que puede detectar miles de compuestos vegetales o metabolitos en residuos recolectados de contenedores, tuberías, cuencos y otros artefactos arqueológicos. Luego, los compuestos se pueden usar para identificar qué plantas se consumieron.

Anteriormente, la identificación de residuos de plantas antiguas se basaba en la detección de un número limitado de biomarcadores, como nicotina, anabasina, cotinina y cafeína.

«El problema con esto es que si bien la presencia de un biomarcador como la nicotina muestra que se fumó tabaco, no te dice qué más se consumió o almacenó en el artefacto», dijo David Gang, profesor del Instituto de Química Biológica de WSU y coautor del estudio. “Nuestro enfoque no solo le dice, sí, que encontró la planta que le interesa, sino que también puede decirle qué más se estaba consumiendo”.

Primer plano de una vasija en miniatura maya.
Una vasija en miniatura maya. Foto: WSU

Zimmermann dijo que el equipo de investigación de WSU está actualmente en negociaciones con varias instituciones en México para obtener acceso a contenedores más antiguos de la región que puedan analizar en busca de residuos vegetales. Otro proyecto que están llevando a cabo actualmente es buscar residuos orgánicos conservados en la placa dental de restos humanos antiguos.

«Estamos ampliando las fronteras de la ciencia arqueológica para poder investigar mejor las relaciones profundas que las personas han tenido con una amplia gama de plantas psicoactivas, que fueron (y continúan siendo) consumidas por humanos en todo el mundo», dijo Shannon Tushingham. profesor de Antropología en WSU y coautor del estudio. “Hay muchas formas ingeniosas en las que la gente maneja, usa, manipula y prepara plantas nativas y mezclas de plantas, y los arqueólogos apenas están comenzando a rascar la superficie de cuán antiguas eran estas prácticas”.

Más historias interesantes:

Reina roja y Pakal, gobernantes de Palenque

Reina Roja de Pakal: así se supo que no era su mamá, sino su esposa

En 1994 la zona arqueológica de Palenque reveló uno de sus grandes misterios: la tumba de la Reina Roja. Los restos de la mujer se asociaron desde el principio al gobernante de la ciudad maya, Pakal el Grande.

comida-indigenas-mexico

Carne de res no gustaba a indígenas de Nueva España

Los indígenas que habitaban la ciudad de México se alimentaban básicamente de maíz y vegetales, en tanto que “la carne de vaca les parecía de mal sabor y era muy cara”.

zona arqueologica el-coporo-guanajuato vista desde arriba

Migraciones en el mundo prehispánico, un ritual que incluía la quema del lugar

Nuevos estudios realizados en La Quemada, Zacatecas, y El Cóporo, Guanajuato, revelan que las migraciones en el mundo prehispánico eran algo planeado que incluía la quema del lugar.

Categorías: Mayas | Etiquetas: , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Adventure Journal por Contexture International.

A %d blogueros les gusta esto: