Libélulas ¿Cuántas hay en el mundo y en México?


Las libélulas son unos de los insectos migratorios que más llaman la atención de quienes los ven. Su habilidad para volar a diferentes velocidades y direcciones, y la variedad de colores que tienen son uno de sus atractivos, sin embargo, aún hay muchas cosas que se desconocen de ellas, pero sí existe un cálculo de cuántas libélulas hay en el mundo y en México.

Por ser una de las especies que migran desde Estados Unidos y Canadá hasta México, en el Instituto de Biología de la UNAM se ha desarrollado un importante trabajo de investigación sobre estos odonatos. El investigador Enrique González Soriano, es quién ha explicado cuántas especies de libélulas se han detectado en el mundo, y de éstas, cuántas tienen presencia en territorio mexicano.

libélula en México. Derechos de Autor Aline Torres
Libélula captada en México. Foto: Aline Torres

¿Cuántas libélulas hay en el mundo y en México?

El investigador del instituto de biología de la UNAM, Enrique González Soriano, reconocido en el mundo por sus trabajos con estos insectos desde hace 30 años, comentó que en el mundo se registran alrededor de 6 mil 300 especies de libélulas.

En México se registran 365 de esas especies, de las cuales 6 pertenecen al grupo de 11 tipos de líbelulas migratorias del norte de América.

¿Dónde ver libélulas en México?

De las 365 especies de libélulas que hay en México, la mayoría se concentra en lugares tropicales: Veracruz, Oaxaca y Chiapas. Aunque también es posible verlas en Yucatán, Campeche y Tabasco.

Los abuelos o bisabuelos aún recuerdan que hasta hace unas décadas, en la CDMX se avistaban libélulas en el verano, durante la época de lluvias, aunque con la pérdida de suelos, lagos y ríos, dejaron de observarse, pues las libélulas viven cerca de cuerpos de agua y cumplen una función en su hábitat de control biológico de mosquitos que causan enfermedades como el Zika o el dengue.

Y aún mucho más atrás en la historia, la convivencia de los pueblos prehispánicos con estos odonatos era aún mayor. Mayas y aztecas son algunos de los pueblos que convirtieron a las libélulas en símbolo de buena y mala suerte.

libélula
Foto: Rodolfo Clix en Pexels.com

¿Qué se sabe de las líbelulas que migran de EU y Canadá hacia México?

Las 6 especies de líbelulas migratorias que llegan a México, lo hacen al finalizar el verano y a principios de otoño. Tiene una migración muy similar a la mariposa monarca que también viene desde el norte de Estados Unidos y Canadá.

En su migración, las líbelulas siguen las costas del Golfo de México y el Pacífico mexicano.

De acuerdo con González Soriano, se ha estudiado más el fenómeno en la costa del Golfo, mientras que el caso del Pacífico todavía presenta grandes incógnitas.

Inclusive es muy probable que haya otras especies de libélulas migratorias, que no están registradas.

Enrique González Soriano, investigador del Instituto de Biología de la UNAM.

No todas las libélulas hacen el mismo viaje, los patrones de vuelo varían. Las más fuertes pueden hacer todo el recorrido sin parar: cogen robustas corrientes de aire o incluso vientos huracanados y se dejan arrastrar planeando la mayor parte del camino para ahorrar la máxima cantidad de energía.

Foto: Pixabay en Pexels.com

Mientras tanto, otras libélulas hacen paradas en aquellos lugares con agua fresca que ven propicios para reproducirse y dejar sus huevos.

Cuando los huevos han eclosionado y las crías son ya maduras para volar (un proceso que tarda algunas semanas), las nuevas libélulas se unen al enjambre intercontinental y multigeneracional.

La libélula verde o libélula de junio (Anax junius) es originaria de América del Norte y puede alcanzar velocidades de más 80 kilómetros por hora mientras vuela.

Realiza viajes de hasta 135 kilómetros por día, y necesita de tres generaciones para completar un ciclo migratorio, así lo concluyó un estudio de la Universidad de Maryland en el Condado de Baltimore, Estados Unidos.

La libélula verde, también llamada zurcidora verde es una de las especies que migran desde Estados Unidos a México.

¿Por qué la migración de las libélulas es multigeneracional?

En este aspecto, la migración de las libélulas se vuelve a parecer a la de la mariposa monarca, pues logran realizar travesías transatlánticas y volver a los mismos sitios de hibernación tras varias generaciones.

La primera generación de estos insectos, en primavera, inicia un viaje hacia el norte de más de 650 kilómetros de distancia y al finalizarlo pone huevos y muere. Más tarde, una segunda generación emerge y regresa al sur, donde también pone huevos y muere.

Finalmente, aparece una tercera generación que se reproduce localmente y da lugar a unos descendientes que migraran hacia el norte durante la próxima primavera, cuando volverá a iniciarse el ciclo.

La libélula que hace la migración más larga

Entre las libélulas está el insecto poseedor del récord de la migración más larga. Se pensaba que el título era de la mariposa monarca que recorre 4 mil kilómetros, sin embargo, un estudio de la Universidad de Rutgers, Estados Unidos descubrió el viaje que hace la libélula Pantala flavescens, un trayecto de más de 7 mil kilómetros.

Este insecto mide sólo 4 cm, y viaja desde la India hasta África. Esta es sólo una de las rutas que se han comprobado, sin embargo, la especie también tiene presencia en América.

Libélula Pantala flavescens. Foto: Greg Lasley, Rutgers University

La clave para evidenciar sus largos viajes han sido las pruebas de ADN que realizaron investigadores de la Universidad de Rutgers, Estados Unidos.

En las pruebas genéticas han encontrado un perfil similar en las poblaciones de la Pantala flavescens de lugares tan alejados como Texas, el este de Canadá, Japón, Corea, India o Sudamérica.

Este mismo perfil genético sería imposible si las libélulas no se entremezclaran.

“Si la Pantala flavescens de Norteamérica solo se mezclara con la de Norteamérica y la de Japón solo con la de Japón, podríamos esperar que los resultados genéticos fueran diferentes unos de otros. Sin embargo, son iguales, lo que supone que hay un cruce de genes a lo largo de grandes extensiones geográficas”.

Jessica Ware, bióloga y directora de la investigación.

Categorías: animales | Etiquetas: , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: