¿Qué es la casa de las águilas? una joya mexica de la zona del Templo Mayor

La Casa de las Águilas es uno de los edificios religiosos más impresionantes que han sido descubiertos hasta la fecha en las ruinas de la capital mexicana.

Junto con el hallazgos de la Coyolxauhqui, una gran escultura circular de la diosa desnuda y desmembrada, la Casa de las Águilas es uno de los grandes hitos de la arqueología mexicana.

Construida y ampliada tres veces entre 1430 y 1500 d.C., se distingue no sólo por su colindancia con el Templo Mayor, sus grandes dimensiones y sus escalinatas finamente decoradas con cabezas de águila, sino también por su ornamentación «neo-tolteca», inspirada en el estilo que estuvo de moda cuatro siglos atrás en la ciudad de Tula.

Este templo se ubica en la intersección de Argentina y Justo Sierra. Y la noche del 28 de abril de 2021 sufrió daños a consecuencia de una tremenda granizada que cayó en la Ciudad de México.

¿Qué daños causó el granizo a la Casa de las Águilas?

El granizo hizo colapsar la cubierta de la Casa de las Águilas en la Zona Arqueológica del Templo Mayor. Los daños movilizaron al equipo de conservación del Proyecto Templo Mayor, dirigido por el arqueólogo Leonardo López Luján.

El especialista narró que al llegar a la zona del centro histórico de la Ciudad de México, el granizo era abundante y la lluvia aún no paraba. En el colapso de la cubierta de la estructura mexica un oficial de seguridad resultó lesionado.

Foto: Leonardo López Luján

Después de las valoraciones preliminares, se determinó que existieron daños en las estructuras de la techumbre y la barda perimetral; no obstante, las afectaciones en las estructuras prehispánicas son menores, recuperables y restaurables y de ello se ocuparán las y los especialistas.

¿Cómo es la Casa de las Águilas?

Según las investigaciones realizadas por el INAH, en la Casa de las Águilas se efectuaban importantes ceremonias relacionadas con la entronización del Hueitlatoani, el máximo gobernante de Tenochtitlan.

Leonardo López Luján señala que según las evidencias históricas, la Casa de las Águilas pudo haber sido usada para velar los cadáveres de los soberanos (tlatoque) mexicas recién fallecidos y, poco tiempo después, para que el sucesor recién electo hiciera allí penitencia antes de la ceremonia de entronización.

Foto: Leonardo López Luján.

En su acceso principal fueron halladas dos esculturas de tamaño natural que representaban a dos guerreros águila, que los mexicas asociaban con el sol.

Foto: INAH

Esta estructura azteca data del siglo XV dC y es célebre por sus banquetas y murales policromos. En su interior encontramos no sólo los llamados guerreros águila y sino también las imágenes de Mictlanltecuhtli, señor del inframundo.

Las esculturas representan al dios semidescarnado y con los brazos levantados. La cabeza tiene pequeños orificios, seguramente para colocar en ellos pelo natural, tal como se ve a este dios en algunos códices. Entre las costillas se encontró una pieza pintada de rosado que representa el hígado, víscera que se relaciona con el mundo de los muertos. 

Mictlanltecuhtli hallado en el Templo Mayor de Tenochtitlán
Orificios de la escultura de Mictlanltecuhtli, en los que se ponía pelo natural. Foto: INAH

El acceso da a un aposento alargado que también tiene banquetas policromas. El vestíbulo de acceso tiene otra puerta hacia el norte, que conduce igualmente a otras habitaciones. 

Un estrecho pasillo conduce a otro patio, en donde vemos los restos de cuatro pilares que sostenían el techo y un pequeño patio interior.

En los extremos norte y sur hay dos aposentos. Llama la atención el decorado que se encuentra en el muro externo del cuarto del norte, consistente en una flor de cuatro pétalos labrados en piedra.

Ya en el interior de este aposento se observan las banquetas de guerreros que rematan en un altar saliente que muestra un zacatapayoli o bola de heno, en donde se encajaban las espinas para el autosacrificio.

En la Casa de las Águilas, que resultó dañada por el granizo del 28 de abril de 2021, se han conservado colores como rojo, amarillo y blanco.

Frente al altar se encontraron dos braseros de cerámica, al igual que en otras partes de los aposentos. La habitación del lado sur fue afectada por la construcción de un horno colonial que se construyó en el lugar.

¿Para que se usaba la Casa de las Águilas?

Los estudios sobre la Casa de las Águilas parecen indicar que se trata de un conjunto destinado a ciertas ceremonias, pues en su interior se han detectado, mediante técnicas de arqueometría y otras, acumulación en determinadas áreas de restos de componentes de la sangre, como en las grandes esculturas de barro, y la presencia de productos que contenían grasas vegetales y animales, así como carbohidratos de una sustancia rica en azúcares y almidones, posiblemente pulque, una bebida que se sabe también se consumía en el juego de pelota.,

Al parecer, el tlatoani o gobernante llevaba a cabo un ritual en el cual salía por la puerta que da al poniente, donde se encontraron los guerreros águila, para seguir el camino del Sol hacia el poniente.

El vestíbulo lo llevaría hacia la puerta que da al norte, donde están las figuras de Mictlantecuhtli, hacia el lugar de los muertos o Mictlan.

Hay que recordar que al norte se le consideraba el rumbo de los muertos, el mictlampa. Así, el recorrido se hacía desde el nacimiento del Sol hasta su ocaso.

¿Qué se hará para contrarrestar los daños del granizo en la Casa de las Águilas?

Tras el colapso de la cubierta de la Casa de las Águilas, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero; el director general del INAH, Diego Prieto Hernández; el coordinador nacional de Museos y Exposiciones, Juan Manuel Garibay López; la directora del Museo del Templo Mayor, Patricia Ledesma Bouchan, y el director del Proyecto Templo Mayor, Leonardo López Luján, realizaron un recorrido en el lugar y revisaron los videos de las cámaras de seguridad.

De acuerdo a los protocolos, el INAH ya dio parte a la aseguradora y este jueves 29 de abril de 2021 se proseguirá con los diagnósticos y la conciliación de daños, así como con las acciones de apuntalamiento y retiro de la techumbre colapsada, para dar paso a los peritajes correspondientes.

Asimismo, se informa que el policía auxiliar, quien es guardia de seguridad de la zona arqueológica, resultó con daños leves, por lo que fue trasladado a un hospital, donde se le reporta estable.

El INAH trabajará en un proyecto de rediseño de cuatro cubiertas que protegen estructuras prehispánicas del Templo Mayor.

Categorías: aztecas | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Adventure Journal por Contexture International.

A %d blogueros les gusta esto: