El Tajín, Veracruz: la ciudad del dios del trueno ¿qué hacer y ver en esta zona arqueológica?

El Tajín es una ciudad prehispánica mesoamericana de gran importancia en la costa norte de las tierras jarochas del estado de Veracruz. Su nombre significa en totonaca “La ciudad del dios del trueno”, cuenta con 1,221 hectáreas en las que encontrarás el mayor número de canchas y juegos de pelota de Mesoamérica, actividad que formaba parte de rituales y durante la cual se consumían palomitas de maíz y pulque.

croquis-juegos-de-pelota-tajin
Croquis de El Tajín. Foto: INAH

¿Qué hacer en el Tajín?

Lo primero que debes hacer en el Tajín es presenciar el majestuoso ritual de los Voladores de Papantla, ideal para ambientarte con el mundo prehispánico que estás a punto de recorrer.

El ritual de los Voladores de Papantla es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad desde 2009, cuando la UNESCO, organismo de la ONU le otorgó el reconocimiento debido a su extendida influencia desde el norte de lo que hoy es México hasta Nicaragua, y a la vigencia de las problemáticas que aborda como es la sequía y la recuperación del tsakáe kiwi (chicozapote), árbol del que se obtiene el palo por el que suben los voladores para «emprender su viaje».

El rito remonta a tiempos míticos que narran la sequía impuesta por los dioses debido al olvido de los hombres. Fue por eso que los hombres, con el permiso del Dios del Monte, buscaron el árbol más alto y a cinco jóvenes castos; del árbol obtuvieron el palo por el cual subirían los muchachos elegidos para realizar en lo más alto del tronco la ceremonia en la que pidieron regresara la lluvia mediante la invocación de los cuatros puntos cardinales, cada uno de ellos rectores de los cuatro elementos: fuego, tierra, agua, aire, y del centro del universo.

¿Qué ver en el Tajín, zona arqueológica de Veracruz?

En el Tajín verás construcciones prehispánicas en las que predominan las decoraciones con nichos, relieves y pintura mural. Uno de los puntos imperdibles es la llamada pirámide de los nichos. Su decoración consiste en 365 nichos que simbolizan los 365 días del año, los relieves y pinturas en murales muestran a los dioses que veneraban; toda esta decoración calendárico solar la hace totalmente impresionante.

Pirámide de los nichos. Foto: INAH
Pirámide de los nichos. Foto: INAH

Del 17 al 25 de marzo, la pirámide registra un evento solar dentro del ciclo llamado cuartos de año (ocurren en marzo, junio, septiembre y diciembre). En ese momento se puede apreciar cómo el sol desciende desde el edificio, iluminándolo todo, mientras el resto del sitio permanece en la oscuridad. 

Festival de la Identidad Cumbre Tajín

El Festival de la Identidad Cumbre Tajín se ha llevado a cabo en la zona durante los últimos 20 años. Se realiza en marzo y dura cinco días en los que ofrece conferencias, presentaciones y conciertos de artistas mundialmente famosos, espectáculos de luz y sonido, entre otras cosas.

Vale la pena venir a visitar esta ciudad prehispánica, su clima tropical lo hace único en todo México, actualmente no se puede subir a ninguna de las pirámides por su deterioro, pero visitar y ver con tus propios ojos la majestuosidad de este lugar, deja una experiencia única que no podrás dejar de hablar de ello en un buen rato.

Categorías: Turismo | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Adventure Journal por Contexture International.

A %d blogueros les gusta esto: