Hacienda Santa Cruz: espacio colonial con hotel, restaurante y spa en Mérida, Yucatán

En Yucatán hay 362 haciendas, de las cuales 71 conservan detalles originales de cuando fueron levantadas por los conquistadores para producir maíz y criar ganado. De aquel pasado remoto, en que llegaron los primeros frailes a la península, se conserva lo que hoy es Hacienda Santa Cruz, un complejo hotelero que ha fusionado el espacio natural y colonial con las condiciones de confort que ofrece la modernidad.

Este espacio de tranquilidad, naturaleza y comodidad goza de una ubicación estratégica cercana al aeropuerto internacional de Mérida y al centro de la ciudad.

Hacienda Santa Cruz se fundó en 1640 como monasterio Franciscano, después funcionó como finca agrícola y cuando el estado entró en la época del oro verde, la propiedad se convirtió en hacienda henequenera.

Las restauraciones y ampliaciones que la han convertido en espacio de lujo respetaron su esencia, por ello, los visitantes pueden apreciar la chimenea de la etapa henequenera, cuando la hacienda fue una de las más importantes en la producción del llamado oro verde.

Chimenea henequenera que se conserva en Hacienda Santa Cruz. Mérida yucatán
Chimenea henequenera que se conserva en Hacienda Santa Cruz. Foto: Balam Maya

Es el casco de la hacienda, donde se mantiene la distribución que tuvo en el pasado con el antiguo monasterio, el cuarto de maquinas y la capilla. En este espacio está ahora Valentina, el restaurante que ofrece un concepto gastronómico de comida mexicana yucateca tipo gourmet.

¿Cómo resurgió Hacienda Santa Cruz, ahora como complejo turístico?

Después de funcionar cerca de 200 años como hacienda henequenera, Santa Cruz operó como finca agrícola hasta finales del siglo XX, tras lo cual cayó en el abandono hasta que la compran extranjeros, primero holandeses y después unos franceses, quienes iniciaron la restauración de sus instalaciones para convertirlas en un hotel que lleva 12 años en funcionamiento.

Los últimos seis años ha operado bajo una nueva administración mexicana, la cual se dio a la tarea de ampliar la oferta con nuevas habitaciones construidas bajo el principio de conservar el estilo colonial. Santa Cruz pasó de tener 9 a 25 habitaciones con espacios amplios y cómodos.

Habitación en Hacienda Santa Cruz en Mérida Yucatán
Habitación en Hacienda Santa Cruz. Foto: Balam Maya

Las suites del área del casco son todas diferentes y fueron acondicionadas en habitaciones originales de la construcción colonial, la restauración se hizo con tierra de la región, esencias de árboles y pigmentos naturales. Su pasado colonial se percibe en sus paredes que tienen un grosor de 1.80 metros, y la altura de los techos, que eran muy altos para mantener la frescura.

Las 25 habitaciones tienen terrazas privadas decoradas con elementos típicos regionales, la vista da a los hermosos jardines que se distribuyen a lo largo de 5 hectáreas en las que hay desde el endémico árbol Pich hasta naranjos, llamativos flamboyanes, palmeras y lluvias de oro.

El color elegido para el exterior de algunas habitaciones es el amarillo, de esta forma, los visitantes sentirán el espíritu del pueblo mágico de Izamal en medio de la tranquilidad y relajación que se respira en Hacienda Santa Cruz.

Habitaciones en hotel Hacienda Santa Cruz.

La ampliación también incluyó la construcción de un spa de 1000 metros, que incluye un área de hidromasaje única en su tipo, donde se ofrece el ritual cura de agua, una experiencia de relajación y bienestar que va de 60 a 80 minutos en los que, sentirás que el tiempo se detiene.

El gran complejo turístico cuenta con un cenote artificial y dos albercas climatizadas, cancha de futbol 7, préstamo de bicicletas y siete espacios para eventos sociales con diferentes ambientaciones y capacidades. Así que no importa cuál sea tu evento: bodas, cumpleaños, graduaciones, cenas románticas, convenciones y congresos empresariales, todos encontrarán un escenario de ensueño en Hacienda Santa Cruz.

Muyal Ha´spa

La relajación que sin duda te mereces está en Muyal Ha´spa, el centro de bienestar donde la hacienda ofrece faciales, masajes, coberturas corporales, hidromasaje y temazcal.

Muyal Ha´spa es el lugar ideal para consentir tu piel con un abrazo de las propiedades relajantes del vino, las características antioxidantes y energéticas del cacao puro y las bondades humectantes de la miel y el agave. El lugar cuenta con cabinas individuales y de pareja para quienes compartirán la experiencia con un ser querido.

Las posibilidades para ello van desde la vinoterapia y los faciales de agave hasta los ritual de mousse de miel y cacao.

En estos tratamientos serás recibido con una bebida relajante, para después tener una exfoliación a base de vino, miel, agave o cacao, lo siguiente es la aplicación de una mascarilla de productos naturales que brindan muchos beneficios, y finalmente te colocan un aceite nutritivo.

Muyal Ha´spa cuenta con cabinas para masajes individuales o de pareja.

El personal altamente capacitado del spa de Hacienda Santa Cruz te llevará hasta un estado de relajación plena con la aplicación de piedras volcánicas calientes y los suaves masajes en los pozos linfáticos que están cerca del codo, la muñeca, las orejas, las partes traseras de las rodillas y abdomen a fin de mejorar la circulación sanguínea.

Cura de agua, la hidroterapia que nadie más ofrece en Yucatán

El ritual cura de agua se brinda en un hermoso espacio que relaja tus sentidos con una decoración armoniosa, música y los aromas de aceites esenciales.

Espacio de hidromasaje en Muyal Ha´spa. Foto: Balam Maya

Un vapor húmedo de 10 minutos es el inicio de una experiencia que va de 60 a 80 minutos. Estos primeros minutos son ideales para que coloques compresas de hielo en las zonas del cuerpo que tengas adoloridas mientras dejas al vapor llenar tus pulmones para alcanzar una respiración profunda y acompasada que te liberará del peso del estrés.

En seguida pasas a una ducha en la que sale agua por los costados para regular la temperatura corporal, una segunda ducha con aromaterapia y agua a presión que da masaje a tu cuerpo.

La siguiente parada es el sauna, donde el calor abrirá los poros de tu piel para que liberes toxinas, mientras aumenta de la circulación, el flujo sanguíneo y la frecuencia cardíaca.

En la próxima cabina te espera un cubetada de agua fría y olor a lavanda, ideal para cerrar los poros de la piel después de haber sido limpiados por el vapor.

El recorrido continúa con un paseo por un pediluvio que baña tus pies y piernas con agua a presión para mejorar la circulación. En esta etapa, quienes retienen líquidos llegan a sentir el agua como ligeros piquetitos en las piernas y se debe a las bondades que el masaje otorga al cuerpo para ayudarlo a desechar por si solo esos líquidos que ya no necesita.

La última etapa de cura de agua consiste en un recorrido por diferentes sistemas de hidromasaje en la alberca lúdica que se mantiene a 37 grados centígrados, la misma temperatura del cuerpo humano. La bienvenida a la da un masaje estilo jacuzzi.

Hidromasaje en cabeza, espalda y cuello
Hidromasaje en cabeza, espalda y cuello. Foto: Balam Maya

El masaje más intenso lo recibirás en el géiser con sus chorros de agua hacia arriba que ayuda a desinflamar los músculos y liberar líquidos retenidos, ideal para quienes hacen deporte.

Todos tus músculos que fueron vigorosamente agitados recibirán un suave masaje en la cama de burbujas que ayuda al sistema digestivo y en casos de contracturas en espalda, hombros y brazos. El siguiente turno es para consentir tu espalda baja y piernas, una parada que aliviará a quienes padecen ciática.

En los hombros recibirás masaje de tejido profundo gracias a un sistema de cuello de cisne que lanza agua a presión y antes de que te despidas del hidromasaje, una cascada de agua te dará un último y suave masaje en cabeza, cuello y espalda. Ahora sí, estás listo para reposar en los cómodos camastros.

Restaurante Valentina, el espacio de la comida mexicana yucateca tipo gourmet

La tradicional gastronomía mexicana y en especial la yucateca con estilo gourmet es el sello del restaurante Valentina, que ofrece al paladar un paseo por los sabores mayas fusionados con la cocina contemporánea.

Los platillos del menú, diseñado por el chef Pedro May, cuentan con el toque de las hierbas y especias cultivadas y cosechadas en el propio huerto de la hacienda.

Las especialidades de la casa son el chamorro y el lechón en pipián. Platillos en los que se llevan un día solo para el marinado y cinco horas más de horneado.

Para conservar los sabores que las técnicas milenarias dan a la cocina yucateca, el chef utiliza en ciertos platillos un horno enterrado.

Homenaje a los pueblos maya en Hacienda Santa Cruz

Dentro de las amplias instalaciones de la hacienda está Chan Santa Cruz, la recreación de un tradicional pueblito maya. Se trata de una especie de museo que rinde homenaje los ancestros y contribuye a preservar la cultura tradicional de Yucatán.

Entrada al pueblito Chan Santa Cruz. Foto: Balam Maya

En Chan Santa Cruz están representadas las casas de los diferentes roles que se desempeñan en los pueblos mayas. Está la casita de paja de la cocinera, la del cazador que le lleva la proteína a la cocinera, la del sacerdote que se encuentra en un espacio más elevado por el respeto que recibe este personaje, e incluso la morada de la confeccionadora de ropa y artesanías.

En este espacio que hace un viaje al pasado, se puede apreciar una ceiba, el árbol sagrado de los mayas, el cual en su cosmovisión era responsable de sostener el universo y era llamado Yaxché; que en maya significa “árbol verde”.

La Capilla de Hacienda Santa Cruz, refugio contra el huracán Gilberto

En 1988, cuando el poderoso huracán Gilberto azotó Yucatán, la capilla de Hacienda Santa Cruz funcionó como refugio para los habitantes de la comisaria.

El fenómeno meteorológico «deterioró mucho» el templo, sin embargo, gracias a la restauración aprobada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, ahora se puede apreciar en todo su esplendor con sus pisos original y una de las primeras vigas que lo sostuvieron.

Capilla de la Hacienda Santa Cru en Yucatán
Capilla de la Hacienda Santa Cruz. Foto: Balam Maya

Eventos especiales

Hacienda Santa Cruz es también un complejo turístico dinámico, que busca ofrecer diferentes experiencias. En día de muertos realizaron la primera edición de Noche Oscura en la que participaron niños cantores y un grupo jaranero infantil, quienes se presentaron en un escenario especialmente ambientado en Chan Santa Cruz.

Han llevado a cabo catas de vinos y cenas maridajes y siguen trabajando e ideando conceptos nuevos que implementar en sus amplias instalaciones. Entre los proyectos que están cocinando se encuentran las vaquerías y obras de teatro.

Categorías: Turismo | Etiquetas: , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Adventure Journal por Contexture International.

A %d blogueros les gusta esto: