fbpx

Abejas: especies e importancia como polinizadoras

Portada » animales » Abejas: especies e importancia como polinizadoras

Las abejas con poco más de 20 mil especies en el mundo resaltan como importantes visitantes de la flora existente.

En general las abejas son fundamentales para el equilibrio del medioambiente ya que al obtener el alimento de las flores fomentan en las plantas la capacidad de fecundarse. Lo anterior se conoce como polinización cruzada, con ésta, las plantas generan el oxígeno suficiente para la vida y además, aumentan el rendimiento en los cultivos, explica el doctor Chavier de Araujo del departamento de apicultura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

«Hay abejas que van a la flor, chupan el néctar y se van. A veces los estambres están disponibles y las abejas se llenan con polen las pilosidades que tienen, van a otra flor, al rozar las partes femeninas, ocurre la polinización».

Doctor Chavier de Araujo del departamento de apicultura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Pero la polinización que permite a plantas y flores reproducirse, no siempre es tan sencilla. Existe flora que necesita un ingrediente extra: que las abejas las vibren, y no todas las abejas lo hacen.

Abeja euglossa viridissima

Una de las especies de abeja que destaca como polinizadora que vibra es la euglosa viridissima.

«El estudio que se hace con ellas en la UADY es para ver cómo colonizan, cuantas celdas logran criar, se hace trabajo con ellas en invernaderos porque va a algunos cultivos como el achiote, son abejas que vibran para hacer que los granos de polen queden disponible desde las anteras. Hay flores que necesitan que las abejas vibren a la flor para que el polen quede disponible, ciertas especies de flor como la solenacea del tomate y el pimiento».

Doctor Chavier de Araujo del departamento de apicultura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Las euglossas rompen con el conocimiento básico que el grueso de la población tiene de las abejas. Pues no producen miel y no viven dentro de una sociedad organizada en colmenas.

«La euglosa es una abeja verde, solitaria y son polinizadoras de orquídeas. Cierran la entrada y se quedan esperando a que nazcan sus hijas. Recolectan polen y néctar para hacer las celdas. Esta abeja sí pica».

Doctor Chavier de Araujo del departamento de apicultura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Abejas apis mellifera y melipona beecheii

Las abejas cultivadas para producción de miel son las apis mellifera y la melipona beecheii. Ambas tienen una estructura social organizada en torno a una abeja reina que pone las crías en celdas y las obreras reúnen polen y miel en ánforas.

Sin embargo existen diferencias significativas entre unas y otras.

La melipona beecheii es nativa de México y Sudamérica. Los pueblos prehispánicos ya se servían de su miel. Los mayas tienen conocimiento ancestral de estas abejas y la llaman xunan kab. Estas abejas no pican, pues tienen el aguijón atrofiado. En cambio Apis mellifera sí pica.

A melipona en un ambiente de óptimas condiciones, sin deforestación, le puedes sacar 3 kilos de miel al año de una colonia. De melipona puedes tener 3 mil a 4 mil abejas obreras, de apis es una población más grande y puedes tener una reina y 60 mil abejas.

Doctor Chavier de Araujo del departamento de apicultura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

En ambos casos la abeja reina es la única que tiene el aparato reproductor desarrollado, las abejas obreras lo tienen atrofiado.

«En apis, una reina emerge a los 16 días desde que fue huevecillo, después se queda un tiempo en la colmena, cuando llegan a ser sexualmente maduras, hacen vuelos de orientación y después va a área de congregación de zánganos, hay zánganos de colmenas de kilómetros alrededor».

Doctor Chavier de Araujo del departamento de apicultura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Esa es la manera evolutiva en que se reduce la probabilidad de que la reina sea fecundada por zánganos de su misma colonia y se reduce la consanguineidad. Una reina de apis puede ser fecundada por 12 o 15 zánganos.

Regresa a la colmena en uno o dos días empieza a poner huevecillos, empieza su vida productiva de esa reina, puede poner 2 mil 500, 3 mil diarios, conforme avanza la edad se va reduciendo la cantidad de posturas. Si emerge otra reina dentro de la misma colmena, una va a matar a la otra.

Doctor Chavier de Araujo del departamento de apicultura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

En el caso de melipona, la reina no pone tantos huevecillos al día y tiene una particularidad que comparte con otras abejas nativas de la península de Yucatán.

«Como tienen el abdomen grande, una vez que están en fase de postura, entonces una vez que ya están fecundas, ya no pueden enjambrar, no se pueden ir, es imposible que puedan volar con ese abdomen, las alas hacen roce con el abdomen y le quedan las alas muy cortas. Pueden pasar unos tres años poniendo huevos, tal vez 20 huevecillos diarios».

Doctor Chavier de Araujo del departamento de apicultura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

En el caso de melipona siempre hay una reina fisiogastrica o reproductiva y por cuestión genética, cada cierto número de obreras, nace una reina virgen y la matan.

La sociedad de abejas trabaja para el bien común de la colmena, por ejemplo si se ven amenazadas por las hormigas sacrifican a integrantes de su colonia y con sus cuerpos y resinas tapan la entrada.

Actualmente, además de las meliponas se conocen cerca de 400 especies de abejas sin aguijón, las cuales se agrupan en unos 50 géneros.

En México se reporta la presencia de 46 especies, 16 de ellas en la región de la Península de Yucatán. A continuación hablaremos de algunas de ellas.

Abeja nannotrigona perilampoides

La nannotrigona perilampoides también produce miel sin alcanzar los niveles de las meliponas o las apis, pero como las euglosas, su importancia radica en su función como polinizadora.

«La nanotrigonaperilampoides es más chiquita, No produce tanta miel como melipona, pero las estudiamos para polinizar tomates y chiles en invernaderos, ha demostrado ser muy buena polinizador jitomate y chiles y estamos buscando la manera de cómo hacer que podamos producir más reinas de ellas, estamos desarrollando un protocolo de reproducción para la nannotrigona para en un futuro usarse en invernaderos».

Doctor Chavier de Araujo del departamento de apicultura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Estas abejas son conocidas como «Bo’ol» entre los mayas.

Abeja partamona bilineata

Hay otras abejas que no son sociables como las melipona y recurren a mecanismos de defensa como mordiscos.

Se trata de la partamona bilineata, que sí es muy defensiva y que dada la deforestación se puede encontrar en las paredes de casas viejas.

«A veces hacen vuelos de congregación muy grandes y las personas se asustan, llaman a los bomberos o les ponen insecticida. Ellas hacen un cascarón de tierra, pero también con excremento. Son muy defensivas, pero no pican, te las cepillas y se van. Muchas veces en las casas viejas, en alguna cavidad se puede encontrar de esta abeja. Tienen su reina, producen miel, pero tendrías que pasteurizarla, porque tienen hábitos sucios, por eso en Brasil se recomienda pasteurizarla a pesar de que la miel tiene componentes que no favorecen el desarrollo de bacterias. Pero no se ha estudiado mucho la calidad de su néctar, del polen, de la cera que trabaja. Es una especie nativa de América».

Doctor Chavier de Araujo del departamento de apicultura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Abeja Plebeia

Otra especie de abejas sin aguijón son las plebeia. Las entradas de estas son planas y no tienen un eficiente sistema de termorregulación.

Por ello, en la UADY se hacen estudios para determinar qué tanto la temperatura ambiente afecta al desarrollo de las abejas de acuerdo a qué tan delgada es la madera de las colmenas.

«Dentro de la colmena se tienen que poner termómetros especiales para registrar cómo cambia la temperatura al interior».

Doctor Chavier de Araujo del departamento de apicultura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Abeja trigona fulvidrentis

La variedad de abejas es tan amplia y cada una tiene particularidades especiales, como la trigona fulvidrentis que hace nidos subterráneos.

«Es muy numerosa, normalmente anida en el piso, sus nidos son subterráneos. Son muy mansas y sin aguijón».

Doctor Chavier de Araujo del departamento de apicultura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Abeja frieseomelitta nigra

A la especie frieseomelitta nigra le llaman chic en maya, es muy común en las casa, son negras y tienen las puntas de las alas blancas.

Abeja scaptotrigona pectoralis

A la scaptotrigona pectoralis le llaman cansac en maya, son un poco defensivas, pero son bastantes trabajables, con velo y camisa de mano larga; no tienen aguijón, pero muerden.

Abeja lestrimelitta niitkib

Otra especie de abeja sociable es la lestrimelitta niitkib o en maya llamada limón kab por su particular aroma a limón. Ellas construyen su colmena con una estructura un tanto extraña que puede espantar un poco a las personas. Sin embargo, son completamente sociables, incluso pueden recibir la visita de la especie solitaria euglossa, que se lleva cera de ahí para construir sus celdas.

Por su parte las limón kab toman prestado otros elementos de colmenas de otras especies.

«Roba la cera el polen y la miel a friosomelita nigra, nannotrigona perilampoides y a partamona».

Doctor Chavier de Araujo del departamento de apicultura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

No importa su especie y particularidades, todas las abejas se ven amenazadas por la deforestación. Si estos insectos son destruidos, los bosques y selvas modificarán gradualmente su estructura, ya que las plantas que dependen de la polinización de estos insectos disminuirán la capacidad de producir frutos y semillas y en un tiempo relativamente corto desaparecerían muchos tipos de vegetales y frutas.

*Este videoreportaje fue seleccionado por la dirección de cultura de Mérida como parte de la programación del Mérida Fest 2022.