La magia de la delegación con estrategia: Con L de liderazgo

Desarrollo Humano

Por Adriana Alanis

La semana pasada te escribí sobre las problemáticas que los empresarios compartieron conmigo, lo mismo a través de mensajes vía whatsapp o en entrevista personal, y te contaba que todos ellos coincidieron en situaciones que se pudieron englobar en tres grandes pilares: DELEGACIÓN Y SEGUIMIENTO, COMUNICACIÓN EFECTIVA y CRISIS EMOCIONALES E INTELIGENCIA EMOCIONAL.

Y así como te compartí las cuatro “C” para convertirte en un líder elite, a partir de esta semana quiero profundizar en cada uno de estos grandes pilares. Así que el día de hoy te escribo sobre la gran problemática que comprende tener una falla en la forma de delegar.

Hace muchos años, cuando era profesora casi de tiempo completo en la universidad, me asignaron la función de apoyo administrativo al coordinador del área donde yo estaba. Y sucedió que cuando me presenté con él por primera vez, lo encontré calificando exámenes. Le dije que me habían asignado algunas horas para apoyarlo, levantó la vista de los exámenes, se le iluminó la cara y me dijo “¡genial! ¡califica!”, me extendió los exámenes y acto seguido, subió los pies en el escritorio y cruzó las manos por detrás de la cabeza, con sonrisa triunfal.

Muchísimos jefes, como mi coordinador, no tienen muy claro el concepto de delegación, tal y como me lo comentaban los empresarios entrevistados. Simplemente se deshacen de una tarea y ya, ¡estoy delegando!, pero no es así. El delegar es una habilidad FUNDAMENTAL para los líderes, porque es la única manera que tienen para crecer, ya que, al delegar, se están multiplicando a sí mismos, aprovechando las habilidades y aptitudes de quienes forman parte de sus equipos de trabajo, delegando a personas que podrían hacer las cosas, incluso mucho mejor que ellos mismos. Henry Ford, cuando fue cuestionado por su cultura general, respondió que él no necesitaba saber de todo, que lo que realmente ocupaba era rodearse de personas expertas en su área y él así multiplicaba sus propios conocimientos. ¡Ese es el verdadero concepto de delegar! Cuenta la leyenda que Steve Jobs reunió a no sé cuántos ingenieros y les dijo simplemente “quiero un teléfono celular sin teclas, solo un botón”. Lo demás es historia.

¿Qué tanto eres capaz de hacer esto en tu organización? ¿Qué tan bien estructurado tienes a tu equipo de trabajo para poder delegar efectivamente? O, cambiemos las preguntas: ¿qué tantas oportunidades has perdido por no tener a un equipo en quien puedas confiar?, ¿cuántas veces has intentado delegar y no has tenido los resultados que esperas?, ¿cómo serían de diferentes tus resultados si pusieras foco en desarrollar esta habilidad?

Muchos empresarios creen que no tienen tiempo para aprender a delegar, pero decir que no tienes tiempo para delegar, es (parafraseando a Steve Covey) tan incongruente como ir manejando un auto y que se le esté acabando la gasolina, pero decir “no tengo tiempo para ir a cargar gasolina porque estoy muy ocupado manejando”. ¿Qué te ha impedido implementar todo lo que has aprendido en los diplomados del Tec de Monterrey o del IPADE? Muchos de mis coachees, antes de contratarme, se han capacitado en estas instituciones, u otras de gran prestigio, sin embargo, no han tenido la capacidad de aterrizar y DE VERDAD implementar todo eso. ¿Porqué? Porque no eran capaces de delegar actividades menores, rutinarias, repetitivas, y ellos enfocarse en lo que realmente les va a dar más valor a ellos mismos, a sus equipos y a sus negocios. Hasta que trabajaron conmigo y aprendieron DE VERDAD, a delegar. No es suficiente conocer la teoría by the book. Debes de aplicarlo, revisar tu entorno y tropicalizar lo que te enseñaron para que se ajuste a la realidad de tu empresa, de tu entorno, de tu cultura, y, tristemente, sin un acompañamiento cercano, sin un coach a tu lado, esta tarea se convierte en un verdadero desafío, aunque tengas en la maestría al profe más fregón.

Mi deseo para ti es que recuperes el tiempo perdido, que vuelvas a tener la tranquilidad que tenías antes de esta contingencia sanitaria, que vuelvas a tener ingresos sostenidos sin incertidumbres, que salgas victorioso ante la competencia, que tu empresa sea fuente de empleo segura y consolidada, y para contribuir en eso tengo para ti un programa que he desarrollado específicamente para ayudarte, en solo 4 meses, a lograrlo. ¿Quieres saber más? Da click aquí para tener toda la información.

Adriana Alanis
Adriana Alanis

Coach, formadora, entrenadora y mentora de líderes. Creadora de la Metodología 3L: Liderazgo de tu Vida, Liderazgo de tu Equipo y Liderazgo de tu Productividad. Autora del libro DE JEFE A LIDER COACH y creadora de la Agenda del Líder Disruptivo. Profesora universitaria con más de 20 años de servicio y vicepresidenta COPARMEX Hidalgo, Premio Nacional a la Mujer 2020 y Galardón Forjadores de México 2021.

Deja un comentario