3 tendencias en el wellness nutricional: Camino del Bienestar

Desarrollo Humano

Comer bien, alimentarse sanamente, llevar una dieta saludable ¿Quién no ha escuchado estas frases una y otra vez? Pero ¿hacemos caso de ellas? ¿las ponemos en práctica? Tal vez.
En esta ocasión hablamos del tercer eje temático o dimensión acerca de los hábitos de consumo en materia de salud/bienestar y sus expectativas para el mediano plazo -realizada por la organización McKinsey & Co., a partir de una encuesta mundial-, que hoy corresponde a la Mejora de la Nutrición o wellness nutricional, misma que incluye tanto productos como servicios desde la perspectiva del consumidor.
De acuerdo con el informe mencionado, más de la tercera parte de los encuestados declaran su “probable” o su “definitiva” intención de incrementar el gasto que destinan a cuestiones nutricionales para adquirir nuevas aplicaciones (apps) de nutrición y programas de dietas, para pagar servicios de profesionales de la nutrición que los asesoren, para invertir en servicios de alimentos por suscripción, entre otros rubros. Un mercado muy apetecible.

No se trata sólo de comer

            Funcional, deliciosa y saludable, así se resume la propuesta alimentaria que busca reunir en una misma comida lo útil y lo sabroso. 

            Visto desde la óptica del consumidor, dispuesto a invertir en productos y servicios nutricionales que le hagan la vida más apetitosa, parece sencilla la mejora de la nutrición. De hecho, todos comemos, una o varias veces cada día y así vamos viviendo, sin mayores cuestionamientos. Pero ¿es así de simple? Veamos.

            Una alimentación variada y equilibrada es parte de un discurso bien aceptado como parte del bienestar. Creencias tales como la inclusión de frutas y verduras, la disminución o eliminación de las grasas, las harinas y los azúcares, la ingesta moderada de carnes y de ciertas bebidas alcohólicas como el vino, están incluidas en las prescripciones de los profesionales de la nutrición, con la “promesa” de que harán la diferencia en tu bien comer. No obstante, hay tantas y tan variadas corrientes de pensamiento entre estos profesionales, que dificultan la elección.

            El énfasis en mejorar nuestra alimentación y por ende nuestra nutrición se da en medio de una vorágine de situaciones complejas: el desarrollo de nuevos productos alimentarios destinados a mejorar una condición de salud deficiente (alergias al gluten, a los lácteos, a las semillas, etc.); la disponibilidad de nutracéuticos (sustancias bioactivas concentradas que se administran como suplementos para mejorar la salud); una corriente creciente de veganismo-vegetarianismo que privilegia los alimentos basados en plantas; escasez mundial -real o especulativa-en la producción agrícola, particularmente de cereales y semillas, agravada por la guerra en Ucrania -gran productor y exportador de cereales-; devastación de extensas zonas selváticas y boscosas, provocada por emporios internacionales dedicados a la explotación de cultivos transgénicos con fines industriales.            

            La mejora de nuestra alimentación y nutrición pasa entonces por ser una cuestión que requiere de análisis, selección y decisiones muy concretas acordes con nuestra etapa de vida, nuestra condición de salud, nuestra economía personal o familiar y, la disponibilidad de productos/ servicios a nuestro alcance.

Tendencias en el wellness nutricional  

  • Personalización: Como ejemplo, si mi caja de cereal favorito me lo ofrece el proveedor en un tamaño especial, “sólo para mí”, es muy probable que mi compra se vuelva recurrente y más frecuente.  
  • Influencers: Buena parte de los consumidores están dispuestos a probar productos y servicios que recomiende alguien a quien conocen, admiran o respetan; fenómeno potenciado por las redes sociales.  
  • Consumo de cercanía: esto lo promueve la industria gastronómica como un diferenciador, sin embargo, era lo usual antes de la globalización, es decir, elegir los alimentos de nuestra región, en la temporada del año que corresponde a su producción.

Marcela Padua
Marcela Padua

Es consultor organizacional y terapeuta. Durante varios años trabajó en el mundo editorial, como publisher y columnista. Fundó y dirige XARENI Consultores, firma dedicada a la comunicación, mercadotecnia y relaciones públicas, especializada en tecnología. En paralelo ha desarrollado un fuerte trabajo de preparación y práctica como terapeuta, alrededor de la medicina tradicional china y la alimentación consciente, teniendo como eje principal el ChiKung.
Facebook: Centro Sanbao, Marcela Padua y XARENI Consultores
LinkedIn: Marcela Padua

Deja un comentario