Publicaciones etiquetadas con: la malinche

Caída de México Tenochtitlan: mitos y realidades

La ciudad prehispánica de México Tenochtitlan cayó el 13 de agosto de 1521, en su último reducto que era Tlatelolco. Con siglos de por medio, hoy, a la caída de la gran ciudad azteca o mexica la rodean varios mitos. Aquí te los presentamos acompañados de algunas realidades.

aztecas contra españoles

La caída de México-Tenochtitlan

Los mexicas empezaron a irse hacia Tlatelolco, otro señorío de población azteca, conforme avanzaban los españoles en Tenochtitlan.

El último tlatoani mexica, Cuauhtémoc, al ser capturado en su canoa por Olguín dijo ante Hernán Cortés:

«He hecho todo lo posible en defensa de mi ciudad y ya no puedo más. Me traen ante tu persona prisionero, por tanto toma el puñal que tienes en el cinto y mátame con él».

Cuauhtémoc.

Cuahutémoc se expresó en náhuatl, Malinche (Malintzin) lo tradujo al maya para el Geronimo de Aguilar (de quien se hablará más adelante) y finalmente él lo dijo en español para Cortés.

Cuauhtemoc, caída de Tenochtitlan

Para el renombrado arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, Cuauhtémoc quería decir «sacrificame» el final que tenían los guerreros vencidos en la cultura azteca.

Sacrificar a los guerreros les permitía ser ofrecidos a los dioses para acompañar al sol dando cantos guerreros, acompañando al dios Huitzilopochtli, el colibri.

Finalmente Cuauhtémoc fue asesinado tras un juicio sumario.

Hernán Cortés no fue el primer conquistador español en llegar a lo que hoy es México

Lo que es una realidad de la etapa final de México-Tenochtitlan es que en la gran ciudad mexica ya se tenía noticia de la llegada de hombres blancos montados en barcos.

Francisco Hernández de Córdoba y Juan de Grijalba ya habían realizado expediciones al territorio de lo que hoy es México.

Sin embargo, Moctezuma II «mucho se preocupó al saber de la llegada de Hernán Cortés, pues sabía que nada bueno se iba a presentar con el arribo de gente extraña», señaló el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, durante una conferencia organizada por el Colegio Nacional.

Códice Durán

Cortés consigue a su primer intérprete: un español naufrago

Una realidad poco difundida sobre la llamada conquista de México es que Cortés contó con otro traductor además de la mujer conocida como La Malinche.

A su llegada a México, Cortés se entera de la presencia de españoles náufragos que llevaban siete años en tierras mayas, al sur de lo que hoy es la república mexicana.

Hernán Cortés les envió carta invitándolos a que se unieran a su proyecto conquistador, según las crónicas.

Jerónimo de Aguilar, quien tenía algunas órdenes religiosas, recibió la carta de Cortés, se lo cuenta a su hermano Gonzalo Guerrero, quien rechaza la misión, pues ya estaba casado con una mujer maya y había asimilado la cultura prehispánica del sureste mexicano.

Foto: Real Academía de la Historia

Incluso se sabe que tiempo después Gonzalo Guerrero murió defendiendo al lado de los mayas, las tierras del sureste de la invasión española.

Jerónimo de Aguilar ya había aprendido la lengua maya y sirvió junto a la Malinche como traductor de Cortés.

Mitos de la caída de México Tenochtitlan

La caída de la gran capital de los aztecas, Tenochtitlan, ocurrida el 13 de agosto de 1521 y los episodios anteriores a ella, están rodeados de mitos que han perdurado por años.

Entre ellos están:

  • La estigmatización de Malintzin (La Malinche) como traidora
  • Hernán Cortés quemó sus naves
  • Moctezuma II confundió a Cortés con Quetzalcoatl
  • Moctezuma II fue matado a pedradas por los aztecas
  • A los aztecas los vencieron solo mil españoles

La Malinche ¿una traidora?

Actualmente al que tiene más aprecio a lo extranjero que a lo nacional se le suele llamar malinchista, palabra derivada de «Malinche» el mote atribuido a Malintzin, la mujer indígena que sirvió de traductora a Hernán Cortés.

El prestigiado arqueologo Eduardo Matos Moctezuma, considera que Malintzin no fue una traidora, pues no era mexica.

Al contrario, fue testigo de la expansión que los mexicas habían tenido por la región sureste. De modo tal que al unirse a los españoles no traicionó a su propio pueblo, sino que se alió con quienes, quizá, pudieran defenderlos del yugo de Tenochtitlan.

¿Cómo llegó Malintzin a convertirse en traductora de Hernán Cortés?

En la famosa batalla de Centla, que dejó bajas entre indígenas y españoles, provocó que al día siguiente se le regalara a Cortés 20 mujeres, entre ellas Malintzin.

la malinche y cortés, códice durán
Foto: Códice Durán

Ella era una mujer preparada, inteligente, pues era hija de caciques de la región de lo que hoy es Tabasco.

Malintzin hablaba varias lenguas indígenas como el maya y el nahuátl, lengua de los aztecas. Junto con Jerónimo de Aguilar trianguló las comunicaciones para Cortés.

Cortés quemó las naves, es un mito

Incluso entre los docentes de educación básica se llega a mencionar que Hernán Cortés quemó sus naves.

Eduardo Matos sostiene que eso es un mito de la caída de México Tenochtitlan.

«En el escrito dice dio a través con ellas, es decir las encalló, las embaró».

Eduardo Matos Moctezuma

Cortés encalló las naves para asegurar el acompañamiento de todos los españoles que viajaban con él, pues había grupos inconformes que preferían regresar a Cuba.

Moctezuma II confundió a Cortés con Quetzalcoatl

Al enterarse de la llegada del grupo de españoles encabezados por Hernán Cortés, Moctezuma II le envió numerosos regalos, suele decirse que el tlatoani mexica creía que Hernán Cortés era el dios Quetzalcoatl, que según la mitología azteca, había prometido regresar.

«Quizá los primeros 10 minutos Moctezuma pudo pensar que Cortés era el regreso de Quetzalcoatl, sin embargo al minuto 11 ya quería que se alejara, pienso que Moctezuma II ya veía el peligro que llevaban».

Eduardo Matos Moctezuma

La intención de Moctezuma II al enviar los regalos a Cortés, era que se alejara, que no siguiera avanzando.

Moctezuma II fue matado de una pedrada por los mexicas

Otro de los mitos en torno a la caída de Tenochtitlan se refiere a la muerte del emperador Moctezuma II.

muerte del emperador moctezuma
Foto: Códice Moctezuma

Al estar cautivo por los españoles, Moctezuma II fue obligado a subir a una azotea para tratar de calmar a su pueblo, sin embargo no lo logra y es apedreado.

Sobre la muerte del emperador azteca hay dos versiones, los narraciones indígenas aseguran que fueron los españoles quienes mataron a Moctezuma II.

Las crónicas españolas afirman que los golpes que recibió de las piedras le causaron heridas graves hasta la muerte.

«Yo realmente pienso que lo mataron los españoles dado que no convenció a su pueblo de calmarse, y además ya había otro tlatoani: Cuitlahuac. Fueron los españoles porque Moctezuma II ya no les servía. Se le achaca a Alvarado el asesinato de Moctezuma II».

Eduardo Matos Moctezuma.

A los aztecas los vencieron solo mil españoles

Si bien el grupo de españoles que emprendió la conquista de Tenochtitlan estaba formado por entre 800 y mil hombres, no lograron solos vencer a los aztecas.

Eran los españoles más miles y miles de pueblos prehispánicos conquistados por los mexicas o que estaban a punto de ser conquistados.

Los documentos de cronistas de la época dan cuenta de que tan sólo los tlaxcaltecas participaron en la caída de México Tenochtitlán con 8 mil hombres más sus capitanes.

Realidades de la caída de México-Tenochtitlán

Al hablar de la conquista española se puede uno encontrar con la creencia de que los mexicas eran un imperio unificado con todos los pueblos que ahora ocupan el territorio nacional, y que por tanto los españoles llegaron a subyugar a todos los habitantes de lo que hoy es México.

Sin embargo, la realidad es que en el actual territorio nacional existía una gran variedad de pueblos independientes entre sí, muchos de ellos sometidos al pago de tributo a los mexicas.

Mapa de los pueblos que pagaban tributo a Tenochtitlan

Esto fue descubierto por Hernán Cortés conforme avanzó por el territorio.

Mientras en las zonas mayas se le recibió de forma beligerante, con ataques o dejando los pueblos vacíos antes de su llegada; en los pueblos de la costa veracruzana se le recibió bien y se le regalaron cosas.

Esto se debió a que estos grupos estaban sujetos al control y tributo a los aztecas, una imposición que ya los agobiaba.

A su llegada, Cortés les libera del tributo a los aztecas, y les anuncia que ahora su señor será Carlos V.

Las posibles razones por las que cayó Tenochtitlan

Entre las realidades de la caída de Tenochtitlan y Tlatelolco, un pueblo también mexica, posiblemente contribuyeron cuatro razones:

  • Psicológicas
  • Económicas
  • Militares
  • Enfermedades

Los motivos psicológicos que sumaron a la caída de Tenochtitlan

El bando mexica y su tlatoani estaban agobiados por una serie de presagios que se habían venido dando, quizá algunos ocurrieron y otros quizá eran producto del ánimo colectivo.

Entre los presagios que se han podido confirmar estaba la aparición de un cometa, que está mencionado en las crónicas de Sahagún y Diego Muñoz Camargo.

presagios de la caida de México-Tenochtitlan
Presagio del cometa. Foto: Códice Durán

Otros presagios incluyen la aparición de la Llorona, que salía gritando que su pueblo ya se iba a terminar y el famoso ¡Ay mis hijos!

A su llegada al corazón del imperio azteca, Cortés mantiene prisionero a Moctezuma II en el Palacio Axayacatl, donde residían los españoles en Tenochtitlan, lo que influyó en el ánimo del pueblo mexica.

«Tenían preso al máximo gobernante, el tlatoani era el gran jefe de los ejércitos y a la vez el sumo sacerdote»

Eduardo matos moctezuma

En los factores psicológicos se suma el impacto doble de perder en poco tiempo a dos tlatoanis, Moctezuma II al estar preso y su sucesor, Cuitlahuac, quien se contagió de viruela.

En cambio el bando español no había perdido hasta ese momento a sus capitanes, su moral era fuerte, pues venían con el interés aventurero de ganar favores de la corona española gracias a su conquista.

Tenían también un impétu fuerte por la avaricia de conseguir oro.

Las causas económicas que favorecieron la llamada conquista de México

El imperio azteca conquistó buena parte del centro de México, parte de las costas mexicanas, e incluso incursionó en partes del Soconusco, la región costera comprendida en la zona limítrofe sur entre México y Guatemala.

Sin embargo, sólo habían impuesto el tributo en la costa del Golfo de México, en la zona maya todavía no emprendían la zona maya. De ahí que la parte costeña de Veracruz se pone parte de los conquistadores españoles.

Según la región se les imponía la entrega de productos cada cierto tiempo, de ello da cuenta el códice mendocinos y la matrícula de tributos en el que figuran:

  • Cuentas de collares
  • Plumas
  • Pieles de animales
  • Cargas de frijol o maíz
  • Trajes de guerreros

En el Templo Mayor se ha encontrado una gran cantidad de objetos que venían de la costa como parte del tributo a los aztecas, incluso cocodrilos y estrellas de mar, es decir a 500 kilómetros de la costa.

Las causas militares de la caída de Tenochtitlan

Tenochtitlan era una ciudad estratégica por un lado, pero también vulnerable.

Al estar en medio de un lago, era difícil que enemigos indígenas con sus canoas los atacaran cuando había canoas mexicas dispuestas para la defensa.

Cortés mandó a controlar los accesos a Tenochtitlán por las cuatro calzadas que eran el medio terrestre para llegar a la ciudad mexica.

cerco a tenochtitlan, lienzo de tlaxcala
Foto: Lienzo de Tlacala

El mismo conquistador narró en sus cartas de relación de la conquista que «fue un gran ardid» haber cortado el agua potable a los mexicas.

El agua iba de los manantiales de Chapultepec y llegaba por la calzada de Tacuba por medio de dos caños. Cortés destruyó esos caños.

Cortés mandó a hacer 13 bergartines, embarcaciones pequeñas, en Texcoco, desde donde los metieron en el lago.

Cada bergantín traía un cañón y no eran rival para las canoas mexicas, pese a lo cual ellos lograron capturar un bergantín.

A la estrategia militar de cortés se sumaba la superioridad de armas que poseían los españoles, que incluían el uso de pólvora para disparar cañones.

armamento español en la conquista de méxico
Foto: Códice Florentino

El papel de las enfermedades jugó en la caída de México-Tenochtitlan

A Tenochtitlan llegaron una serie de enfermedades que mermaron a la población azteca, entre ellas la viruela, la más severa.

Las crónicas de Sahagún se relata:

De esta pestilencia murieron muchos indios, tenían todo el cuerpo tan lleno de viruela que no se podían menear ni volverse de un lado a otro. Mató a gente sin número, otros murieron porque no había quien les hiciera comida.

viruela en tenochtitlan
Categorías: aztecas | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

La Malinche ¿Cómo se comunicaba con Hernán Cortés si ella no hablaba español?

La Malinche es una figura fundamental de la Conquista de México-Tenochtitlán, rodeada de mitos y realidades. Incluso dio origen a la palabra malinchista para referirse a quienes prefieren lo extranjero antes que lo perteneciente a su pueblo.

De doña Marina, nombre que recibió tras su bautismo, se aprende en todas las escuelas de México que fue la intérprete que permitió al conquistador Hernán Cortés comunicarse con los mexicas, sin embargo ella no hablaba español, entonces ¿cómo se comunicaba La Malinche con él?

Mural de José Clemente Orozco del Colegio de San Idelfonso de la UNAM. Representa a Cortés y La Malinche

En torno a las habilidades lingüísticas de Malintzin o Malinalli, nombre real de La Maliche, también debemos explicar por qué era una mujer versada en varias lenguas indígenas.

La Malinche, de hija de caciques a esclava

La biografía de Malintzin dice que era una mujer preparada, inteligente, pues era hija de caciques. De acuerdo con La Conquista de La Malinche de Luis Barjau, obra resultado de 10 años de investigación basada en el análisis de códices repartidos por el mundo, “Malintzin o Malinalli fue una indígena de origen chontal, del poblado de Painala, en actual estado de Veracruz, que murió hacia 1527”. Aunque algunos arqueólogos refieren que nació en lo que hoy es Tabasco.

Su nacimiento impreciso se ubica entre 1501 y 1504. Su padre, un altépetl oprimido por la Triple Alianza encabezada por Tenochtitlán, murió cuando ella era adolescente.

Una hipótesis indica que su madre se volvió a casar con un señor local. La pareja tuvo un hijo, al que hicieron heredero de todas sus posesiones, al tiempo que decidían deshacerse de Malinalli, a quien vendieron a unos mercaderes de esclavos. Así sería cómo llegó a ser posesión del señor de Potonchán, quien finalmente la entregaría a Hernán Cortés tras la batalla de Centla.

Sin embargo, el historiador Rodrigo Martínez Baracs, investigador de la Dirección de Estudios Históricos (DEH) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), reconoce que otra versión señala que Malintzin fue robada.

En 1519 en lo que hoy es Frontera, Tabasco, ocurrió el primer capítulo formal de la Conquista, la llamada batalla de Centla, que dejó bajas entre indígenas y españoles y provocó que al día siguiente se le regalara a Cortés 20 mujeres, entre ellas Malintzin.

Martínez Baracs considera que Mallinalli pudo haber vislumbrado la incursión española como una vía de escape para su condición de esclava desde 1518 al tener noticias de la llegada de Juan de Grijalva a Tabasco.

Por ello, indica, tras la victoria española en la llamada Batalla de Centla, fue incluida “o quizá encontró el modo de incluirse”, en el grupo de 20 mujeres que los indígenas mayas dieron a Hernán Cortés como botín de guerra.

Con esta información se cae el mito de que La Malinche fue una traidora, pues los mexicas no eran su pueblo, por el contrario, eran parte del imperio que tenía sometidos a otros pueblos, entre ellos el de Malintzin.

De Malintzin a Marina

Cortés ordenó que las mujeres fueran bautizadas, no tanto por razones religiosas como para cumplir la ley castellana que permitía mantener relaciones de concubinato únicamente entre personas cristianas y solteras.

Un fraile «puso por nombre doña Marina a aquella india y señora que allí nos dieron», relatan las crónicas de los conquistadores.

El conquistador repartió a las mujeres entre sus capitanes, Marina fue cedida al soldado Alonso Hernández Portocarrero.

La biografía de La Malinche recuperada a partir de las crónicas de los conquistadores, señala que probó ser desenvuelta, inteligente y muy bella, por lo que pronto fue el propio Cortés quien la convirtió en su concubina, acompañante y traductora.

¿Cómo podía La Malinche comunicarse con Cortés si no hablaba español?

Si bien La Malinche no hablaba español, sí dominaba el maya y el náhuatl, lengua de los mexicas. Y para comunicarse con Cortés entraba en escena otro traductor que no goza del mismo nivel de reconocimiento popular que Mallinalli.

Se trataba de Jerónimo de Aguilar, uno de dos españoles que sobrevivieron a un naufragio y se incorporaron a la comunidad maya.

Cortés supo de la presencia de Jerónimo de Aguilar y Gonzalo Guerrero a su llegada a México, y les envío cartas para convocarlos para formar parte de su tripulación.

Habían pasado 7 años desde que estos hermanos llegaran a tierras de lo que hoy es el suroeste de México, ambos habían aprendido el maya.

Gonzalo Guerrero ya tenía incluso una familia formada con una mujer maya y declinó la invitación de Cortés. Incluso se sabe que tiempo después Gonzalo Guerrero murió defendiendo al lado de los mayas, las tierras del sureste de la invasión española.

Por su parte Jerónimo de Aguilar, quien tenía algunas órdenes religiosas, se unió a Cortés. Así La Malinche traducía del náhuatl al maya y Jerónimo de Aguilar del maya al español.

Doña Marina en el Códice Florentino

Biografía de La Malinche: más que una traductora

Martínez Baracs, miembro de la Academia Mexicana de la Historia, recalcó la trascendencia que para La Malinche debió tener la Batalla de Centla, pues esta fue una de las pocas ocasiones en que los españoles, aún sin aliados indígenas, combatieron contra mesoamericanos, demostrando la superioridad de su tecnología bélica.

“Tengo la impresión de que Malintzin, nombre que los indígenas usaron para referirse a ella como una noble, transmitió en los pueblos lo ideal que les resultaría aliarse a los castellanos para derrotar a los poderosos mexicas”.

Igualmente tratada con un mote de respeto occidental, Doña Marina, “debió ser clave durante los cuatro meses que el ejército español permaneció en Veracruz, antes de marchar a Tenochtitlan, pues muy probablemente fue entonces cuando explicó a Cortés cómo era la configuración social y política de Mesoamérica, es decir, que los mexicas tenían enemigos”.

Martínez Baracs concluyó que la trascendencia de Malintzin va más allá del rol único de traductora o compañera de Hernán Cortés, pues en realidad fue una mediadora entre dos visiones de mundo y, quizá, “no únicamente le confió a los españoles cómo conquistar Mesoamérica, sino también debió ser influyente al momento de transmitirles qué era necesario conservar de ese mundo indígena”, el cual se convirtió en la Nueva España y, finalmente, derivó en el actual México.

Por su parte, el autor Luis Barjau señala que La Malinche incluso daba órdenes militares y aprendió los toques de mando con la trompeta”

“Fue una hábil y desenvuelta negociadora, no sólo tradujo  las conversaciones y convenios entre Moctezuma y Hernán Cortés, sino que también fue el enlace entre los diálogos previos, durante y posteriores al asedio de Tenochtitlan”, agregó el etnólogo.

“Además, comandó a todos los ejércitos de guerreros indígenas aliados a los castellanos, fue una excelente mujer y gran cacica, señora de vasallos, como lo cita en sus crónicas Bernal Díaz del Castillo”.

Barjau comentó que dentro de los aportes históricos de Doña Marina resulta imperativo adjudicarle un hecho sustancial en la vida de México, y es que a finales de 1522 después de ser concubina de Cortés durante tres años nació Martín, el primer mestizo y a lo que se debe el subtítulo de su libro La verdad acerca de la mujer que fundó el mestizaje en México.

El sueño de La Malinche, Antonio Ruiz
El sueño de La Malinche, Antonio Ruiz

Categorías: Otras culturas prehispánicas | Etiquetas: | Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Adventure Journal por Contexture International.

A %d blogueros les gusta esto: